¿Qué régimen económico elegir: separación de bienes, gananciales o participación?

domingo, 24 mayo 2009

Resultaría poco romántico que en plena ceremonia nupcial, cuando los novios se están dando el sí quiero, alguien pensara: “¿y qué régimen económico matrimonial habrán elegido los esposos para su matrimonio?” En ese momento todos estamos participando de alegría de los novios, familiares y amigos, estamos admirando el bello vestido de la novia, su precioso ramo de flores, las alianzas, la decoración del lugar, las velas, los arreglos florales… y, luego, la fiesta con su exquisito aperitivo y menú, las bebidas, la orquesta, en fin… todos estamos celebrando “el amor de los recién casados”. Y, aunque lo más importante en el matrimonio es el amor, también lo es algo “tan material” como el régimen económico que escojan para su matrimonio, el cual regulará las relaciones económicas entre los cónyuges y entre éstos y terceras personas mientras dure el matrimonio. Esto también debe planificarse con tanto cuidado como se planifica la boda. Sigue ...

La problemática atribución del uso y disfrute de la vivienda y ajuar familiar

lunes, 4 mayo 2009

La persona humana, como ser único e irrepetible, tiene unos atributos inherentes a su personalidad y a su individualidad. Uno de estos atributos es el domicilio que, en términos generales, es el sitio donde puede ser localizada, donde ejerce sus derechos y obligaciones, donde fija su residencia con ánimo de permanecer en ella. Cuando la persona es capaz y mayor de edad, puede decidir voluntariamente su domicilio. Sigue ...

La pensión de alimentos en el derecho de familia

martes, 21 abril 2009

Ser padres no consiste sólo en procrear hijos sino especialmente en educarlos, amarlos, procurarles todos los medios necesarios para que crezcan, maduren y vivan en un ambiente propicio y adecuado para su correcto desarrollo como personas. Educar hijos felices requiere de los padres un “saber ser” y un “saber estar” para realizar esta maravillosa tarea, teniendo claro un objetivo y un plan concreto de “acción conjunta” para inculcarles valores, enseñarles virtudes y corregirles cuando sea necesario. Es imprescindible brindarles  también un hogar  armonioso donde cobijarse y refugiarse bajo el cariño y la protección de sus padres. Sigue ...

El bien de los cónyuges es jurídicamente posible

jueves, 2 abril 2009

“No existe derecho sin objeto, el cual, en el matrimonio, se refiere a la persona de los cónyuges”. Esto significa que la verdadera dimensión jurídica del consentimiento matrimonial no consiste en el intercambio de unas prestaciones recíprocas entre los cónyuges, ni en la exigencia de cumplir unos indefinidos e indefinibles derechos y obligaciones matrimoniales, porque es evidente que cuando los contrayentes se casan no se están intercambiando unos  “roles por cumplir”, sino que se están entregando ellos mismos como esposos, como personas que tienen la capacidad de donarse por amor. Sigue ...

Páginas: Ant. 1 2 3 ... 35 36 37 38 39 ... 53 54 55 Sig.