Claves para la creación de una Asociación.

miércoles, 15 febrero 2006

El derecho de Asociación es un derecho fundamental recogido en el artículo 22 de la Constitución Española. Las Asociaciones en España se regulan mediante la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de Marzo, reguladora del derecho de Asociación. Aunque os obvio, las personas que decidan crear una Asociación tienen que tener claro qué pretenden conseguir, los medios que van a necesitar (tanto humanos como económicos), las actividades que pretenden desarrollar, el tiempo que pueden dedicarle, los requisitos para ser miembros de la Asociación, su duración, etc.

¿Quién puede constituir una Asociación?

Personas físicas o jurídicas que tengan capacidad de obrar y que no estén sujetas a ninguna condición legal para el ejercicio del derecho; también las personas mayores de 14 años, con el consentimiento acreditado de sus padres.

¿Cuántas personas hacen falta para crearla?

Una Asociación debe contar con, al menos, tres personas físicas o jurídicas legalmente constituidas.

¿Qué pasos tengo que seguir para la creación?

  • Celebración de una Asamblea Constitutiva en la que se nombrará la Junta Gestora.
  • Elaboración del Acta Fundacional o de Constitución que se presentará por triplicado y con firmas originales de todos los socios fundadores en los tres ejemplares. Deberá contener lo siguiente:
    • El nombre y apellidos de los promotores de la Asociación si son personas físicas, la denominación o razón social si son personas jurídicas, y, en ambos casos, la nacionalidad y el domicilio.
    • La voluntad de los promotores de constituir una asociación, los pactos que, en su caso, hubiesen establecido y la denominación de ésta.
    • Los Estatutos.
    • Lugar y fecha de otorgamiento del acta, y firma de los promotores, o de sus representantes en el caso de personas jurídicas.
    • La designación de los integrantes de los órganos provisionales de gobierno.
    • Al acta fundacional habrá de acompañar, para el caso de personas jurídicas, una certificación del acuerdo válidamente adoptado por el órgano competente, en el que aparezca la voluntad de constituir la asociación y formar parte de ella y la designación de la persona física que la representará  y, en el caso de las personas físicas, la acreditación de su identidad. Cuando los otorgantes del acta actúen a través de representante, se acompañará a la misma la acreditación de su identidad.
  • Redacción de los Estatutos firmados en todas sus hojas por todos los socios fundadores o sus representantes (deberán constar por triplicado y con firmas originales en los tres ejemplares). Deberán contener los siguientes datos:
    • La denominación.
    • El domicilio, así como el ámbito territorial en que haya de realizar principalmente sus actividades.
    • La duración, cuando la asociación no se constituya por tiempo indefinido.
    • Los fines y actividades de la asociación, descritos de forma precisa.
    • Los requisitos y modalidades de admisión y baja, sanción y separación de los asociados y, en su caso, las clases de éstos. Podrán incluir también las consecuencias del impago de las cuotas por parte de los asociados.
    • Los derechos y obligaciones de los asociados y, en su caso, de cada una de sus distintas modalidades.
    • Los criterios que garanticen el funcionamiento democrático de la asociación.
    • Los órganos de gobierno y representación, su composición, reglas y procedimientos para la elección y sustitución de sus miembros, sus atribuciones, duración de los cargos, causas de su cese, la forma de deliberar, adoptar y ejecutar sus acuerdos y las personas o cargos con facultad para certificarlos y requisitos para que los citados órganos queden válidamente constituidos, así como la cantidad de asociados necesaria para poder convocar sesiones de los órganos de gobierno o de proponer asuntos en el orden del día.
    • El régimen de administración, contabilidad y documentación, así como la fecha de cierre del ejercicio asociativo.
    • El patrimonio inicial y los recursos económicos de los que se podrá hacer uso.
    • Causas de disolución y destino del patrimonio en tal supuesto, que no podrá desvirtuar el carácter no lucrativo de la entidad.

    Los Estatutos también podrán contener cualesquiera otras disposiciones y condiciones lícitas que los promotores consideren convenientes, siempre que no se opongan a las leyes ni contradigan los principios configuradores de la asociación.

  • Decidir por quien estará compuesta la Junta Directiva provisional de la entidad aportando los siguientes datos: nombre, dos apellidos, domicilio, D.N.I. y cargo que ocuparán sus miembros.
  • Presentar toda la documentación en el Registro Nacional de Asociaciones o en el organismo regional correspondiente (según Comunidades: Delegación de Gobierno o Justicia de la Comunidad Autónoma). Tendremos que abonar la tasa que establezca la Ley.
  • Una vez contestada la solicitud, que llegará en 1 ó 2 meses, se convocará una Asamblea Extraordinaria para nombrar la Junta Directiva y tomar otros acuerdos necesarios
  • Ir a Delegación de Hacienda para solicitar un C.I.F y legalizar libros de Actas, socios y contabilidad.

¿Hay que ir al Notario para la Constitución de la Asociación?

No hay necesidad, ya que los documentos necesarios para la creación son documentos privados.

¿Qué es la Asamblea General?

Es el órgano supremo de gobierno de la asociación, integrado por los asociados, que adopta sus acuerdos por el principio mayoritario o de democracia interna.

¿En cuántas ocasiones ha de reunirse la Asamblea General a lo largo del año?

Deberá reunirse, al menos, una vez al año.

¿Puede convocar un socio una Asamblea General extraordinaria?

No. La Asamblea General se convocará por el órgano de representación, con carácter extraordinario, cuando lo solicite un número de asociados no inferior al 10 por 100.

¿Cuántos días de anticipación hacen falta para poder convocar una Asamblea General?

La Asamblea General se constituirá válidamente, previa convocatoria efectuada quince días antes de la reunión.

¿Cuándo puede adoptar acuerdos la Asamblea General?

Los acuerdos de la Asamblea General se adoptarán por mayoría simple de las personas presentes o representadas, cuando los votos afirmativos superen a los negativos.

Se pueden crear Federaciones, Confederaciones o Uniones?

Sí. Previo cumplimiento de los requisitos exigidos para la constitución de asociaciones, con el acuerdo expreso de sus órganos competentes.

¿Responde un socio con su capital personal ante las deudas de la Asociación?

Los asociados no responden personalmente de las deudas de la asociación.

 

Precauciones en la compra de su vehículo de segunda mano.

martes, 7 febrero 2006

La compra de un vehículo usado siempre resulta una ardua y compleja tarea si se desconoce el mundo del motor. A la dificultad de encontrar el vehículo que nos guste, deberemos añadir el estado en el que se pueda encontrar. El sentido común, la observación y la reflexión deben estar por encima de falsas apariencias y precipitaciones a la hora de efectuar la compra de un vehículo de ocasión. A continuación les planteamos algunas cuestiones que deben tener en cuenta antes de comprometerse con la compra de un vehículo usado.

¿Qué es un vehículo de segunda mano?

La respuesta parece obvia, pero conviene matizar algunas cuestiones. Se denominan vehículos de segunda mano los que llevan más de seis meses en circulación o han recorrido un mínimo de 6.000 kilómetros y se adquieren en un establecimiento autorizado. Si la compraventa se efectúa entre particulares, se considera de segunda mano desde el mismo momento que ha salido del concesionario. Esta distinción determinará al final los derechos y garantías que se aplicarán en la compra-venta de un coche de segunda mano.

Elegir el lugar de la compra

Debemos escoger el lugar de compra: establecimiento específico de compra-venta, concesionario o un particular. Para acotar y agilizar un poco la búsqueda, podemos recurrir a los anuncios de prensa en revistas, periódicos, webs especializadas o a medios especializados en la compraventa de vehículos entre particulares.

¿Cómo comprobar la veracidad de los datos administrativos del vehículo?

Para cerciorarnos de la veracidad del propietario, así como otros datos administrativos del vehículo, podemos acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico más próxima y solicitar el Registro de Vehículos. En este certificado aparecen los datos oficiales del vehículo que se pueden comparar con los que ofrece el propietario: cargas pendientes, multas, reservas de dominio, embargos, dueños que ha tenido, fecha de la primera matriculación, etc. También nos aseguraremos de que sobre el vehículo no recaiga ninguna carga fiscal y que haya pasado la ITV de ese año.

Inspección y revisión del vehículo a comprar

Lo ideal sería contar con el asesoramiento de un experto en mecánica para que realizara la inspección visual así como la prueba del vehículo, pero si no podemos contar con este asesoramiento directo, siempre podemos hablar con un taller de reparaciones de confianza para que se comprometan a hacer una revisión del vehículo por el que estamos interesados. Es habitual escuchar que el modelo que nos gusta ha sido propiedad de una señora mayor, que siempre lo guardaba en garaje, que apenas se usaba, etc. Nuestra recomendación es no atender esos consejos y proponernos analizar el vehículo en cualquiera de los casos, poniendo una especial atención en algunas partes del vehículo:

  • Parte externa.
    • Carrocería.- Revisar soldaduras en chapa. Observar si hay burbujas en la pintura, si con luz natural se divisan diferentes tonos, etc.
    • Gomas contorno ventanillas.
    • Desgaste de neumáticos.- Desgaste irregular de los neumáticos.
    • Puertas.- No deben cerrar duramente ni presentar desajustes. Observando las bisagras podemos deducir si han sido manipuladas. No olvidar la puerta del capó.
    • Tiradores y cierres.- Observar rallados en zona de puertas donde se usan llaves. Comprobar buen funcionamiento de tiradores y cierres.
    • Cristales y lunas.- Además de las posibles picaduras o roturas parciales del cristal de parabrisas también comprobaremos el estado de los cristales de los faros y su óptica.
    • Neumáticos.- El dibujo del neumático visto por fuera y por dentro y la fecha de fabricación que llevan impresa. Observar que en el mismo eje coincidan ruedas similares.
    • Amortiguadores.- Las suspensiones no deben de rebotar repetidamente cuando las forzamos.
    • Estado de los bajos del coche (pedir que lo suban a un elevador para visualizar). Si se observa que han sido pintados después de salir de fábrica quiere decir que ha sufrido algún golpe.
    • Transmisión.- Valorar holguras, ruidos o chirridos. Girar la dirección para comprobar holguras excesivas; esto denotará los defectos en rótulas de dirección.
  • Motor
    • Fugas de líquidos de motor, transmisión o circuito de refrigeración.- En la inspección de los bajos podremos observar estas pérdidas.
    • Abrir tapón líquido refrigerante (radiador). Si el líquido es marrón quiere decir que se ha descuidado su cambio.
    • Tubo de escape.- Si el tubo de escape despide humo de color blanco azulado y tiene un olor aceitoso, es que no se encuentra en muy buen estado y quema parte del aceite destinado a la lubricación.
    • Verificar nº chasis: Aunque se compre el vehículo en establecimientos autorizados no está de menos comprobar personalmente que el número de chasis coincide con el de la ficha técnica del vehículo y que no ha sido troquelado de forma irregular.
  • Habitáculo
    • Desgaste en moquetas y pedales.- Suelen darnos una idea del uso prolongado del vehículo.
    • Volante.- En la prueba del vehículo cuando estemos rodando a una cierta velocidad soltar cuidadosamente el volante y comprobar que el vehículo se mantiene recto o por el contrario se va hacia una lado lo cual quiere decir que está mal alineado.
    • Cuentakilómetros.- No hacer demasiado caso a los kilómetros que marque ya que pueden haber sido retocados.
    • Ventiladores de calefacción.- Es bueno probarlos y ponerlos a media velocidad. No deben de producir ruidos.

Pedir el libro del mantenimiento del vehículo para comprobar si lo revisa periódicamente un taller autorizado. Comprobar las revisiones que deberán ir selladas.

¿Qué legislación se aplica dependiendo si la compraventa se realiza a un particular o a un profesional?

Cuando el contrato de compraventa es entre dos personas físicas particulares, la Ley aplicable a dicho contrato es únicamente la voluntad de las partes y el Código Civil. En el caso de que el vendedor sea un profesional del sector, le sería de aplicación la legislación de defensa de los consumidores.

¿Qué documentación debe de entregar el vendedor al comprador a la hora de la compraventa?

El vendedor debe entregar la documentación del vehículo; permiso de circulación firmado al dorso y ficha técnica, constancia de la última revisión ITV pasada, contrato de compraventa del mismo, acreditación de estar al corriente del pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica; factura y recibo con la fecha de la transacción. La persona que es propietaria a 1 de enero, estará obligada a pagar la totalidad de este impuesto, aunque posteriormente haya transferido o vendido el vehículo. En la compra entre particulares un buen consejo es acudir a una Gestoría que se encargue de los trámites; no suelen cobrar demasiado y nos orientarán en todo el proceso.

¿Cómo se tramita la transferencia de titularidad del vehículo?

Si ha adquirido un vehículo matriculado en España y quien  se lo entregó ya notificó a la Jefatura la transmisión, deberá efectuar la transferencia en la Jefatura Provincial de Tráfico de su domicilio o en la que se matriculó el vehículo. También puede solicitar conjuntamente el cambio con el transmitente y presentar la documentación en la Jefatura de la provincia del domicilio del transmitente. Puede ver la documentación necesaria en la Web de la Dirección General de Tráfico.

Contratos a distancia: lo que debe conocer antes de comprometerse.

domingo, 5 febrero 2006

Son contratos que se realizan sin presencia física simultánea de los contratantes, por ejemplo, los realizados por vía telefónica, electrónica o telemática (vía Internet), que contienen las condiciones generales de la contratación, entendiendo por tales las definidas por la Ley 7/1998, de 13 de abril.

¿Qué normativa rige a estos contratos?

El Real Decreto 1906/1999, de 17 de Diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales, en desarrollo del artículo 5.3 de la Ley 7/1998, de 13 de Abril, sobre condiciones generales de la contratación.

No serán de aplicación a esta Ley los siguientes contratos:

  • Contratos administrativos
  • Contratos de trabajo
  • Constitución de Sociedades
  • Contratos que regulan relaciones familiares y sucesorios
  • Convenios Internacionales en los que España sea parte
  • Contratos referidos a servicios financieros (servicios de inversión, instituciones de inversión colectiva, seguro y reaseguro, bancarios , fondos de pensiones).
  • Contratos de subastas
  • Contratos de construcción, venta o arrendamiento de bienes inmuebles (excepto los de arrendamientos de temporada)
  • Contratos celebrados mediante máquinas automáticas

¿Es lícito utilizar grabaciones telefónicas, internet o grabadoras para suscribir los contratos?

Sí. Las cintas de grabaciones sonoras, los disquetes y en particular, los documentos electrónicos y telemáticos, siempre que quede garantizada su autenticidad, la identificación fiable de los manifestantes, su integridad, la no alteración del contenido de lo manifestado, así como el momento de su emisión y recepción serán aceptadas como medio de prueba en los términos resultantes de la legislación aplicable.

Requerimientos antes de “firmar” el contrato

Previamente a la celebración del contrato y con la antelación necesaria, como mínimo en los tres días naturales anteriores, el predisponente (contratador) deberá facilitar al adherente (persona que contrata los servicios), de modo veraz, eficaz y completo, información sobre todas y cada una de las cláusulas del contrato y remitirle, por cualquier medio adecuado a la técnica de comunicación a distancia utilizada, el texto completo de las condiciones generales.

Obligaciones del predisponente (contratador) una vez se ha formalizado el contrato

El predisponente (contratador) deberá enviar al adherente (persona que contrata los servicios) inmediatamente y, a más tardar, en el momento de la entrega de la cosa o comienzo de la ejecución del contrato, justificación por escrito o, a propuesta del mismo, cualquier otro soporte duradero adecuado al medio de comunicación empleado y en su propio idioma o en el utilizado por el predisponente para hacer la oferta relativa a la contratación efectuada, donde deberán constar todos los términos de la misma.

Una vez hemos suscrito el contrato, ¿podemos “echarnos atrás”?

Cuando se trate de contratos de entrega de bienes o prestación de servicios, a partir del día de celebración del contrato dispondremos de un plazo de siete días hábiles, según el calendario oficial de su lugar de residencia habitual para resolver el contrato (anularlo), sin incurrir en penalización ni gasto alguno, incluidos los correspondientes al coste de la devolución del bien. El ejercicio del derecho a que se refiere este apartado no estará sujeto a formalidad alguna, bastando que se acredite  cualquier forma admitida en derecho. Quedará excluido el derecho de resolución en aquellos casos en que por la naturaleza del contenido de las prestaciones sea imposible llevarlo a cabo (por ejemplo cuando se ha hecho uso del servicio contratado).

Ejemplo caso real de incumplimiento de la Ley que hemos constatado

Recibimos una llamada telefónica de una multinacional española de reconocido prestigio de la cual somos clientes. Nos ofrece, de forma gratuita y durante dos meses un servicio nuevo, sin compromiso alguno, que nada tiene que ver con los que tenemos contratados con esta compañía. Nos informan sobre las ventajas del servicio y nos invitan a recibir el contrato con sus cláusulas para que podamos estudiarlo detenidamente, no sin antes suscribir un contrato de voz para que puedan enviarnos la información, o sea, el contrato.

Le requerimos la información previa a la suscripción del contrato y un teléfono para formalizarlo en el caso de estar de acuerdo, a lo cual nos responden que esa información sólo será remitida en el caso de suscribirlo en ese momento.

Conclusión: Si firmamos el contrato de voz sin tan siquiera haberlo leído nos habremos comprometido a cumplirlo. Cuando lo recibimos en nuestro domicilio comprobamos que no nos interesa y decidimos anularlo. Han pasado siete días desde la celebración del contrato, eso suponiendo que podamos contactar con el teléfono que nos han facilitado, con lo cual hemos contratado un servicio que no queremos.

Elegir al Nuevo Gobernante Universal

lunes, 4 abril 2005

portada heraldo - Elegir al Nuevo Gobernante UniversalHe tenido el privilegio de conocer personalmente al Papa Juan Pablo II, de conversar con él y de tener varios encuentros directos en la Santa Sede durante mis estudios de doctorado en Roma. Mi emoción y expectación ante cada encuentro con Juan Pablo II eran enormes, mezclados con algo de nerviosismo que desaparecía al estar frente a él, al ver su mirada y su sonrisa serena y, especialmente, al percibir su disposición de escucha atenta a lo que le decía, acercaba su oído moviendo lentamente su cabeza, reflejando una actitud de interés profundo en lo que escuchaba y en la persona que le hablaba.

La vida del Papa se ha apagado, pero se enciende ahora de una manera potente la luz de su influencia histórica en el momento presente y futuro de la humanidad. El tiempo corroborará la grandeza de su personalidad, de su pensamiento, de su humanidad y de su coherencia de vida al encarnar valientemente lo que predicaba con tanta fuerza: “no tener miedo al dolor, al sufrimiento ni a las contradicciones”. Una voluntad férrea dentro de un cuerpo enfermo y anciano, fue su legado en sus últimas apariciones. Un hombre de fe.

Pero no me referiré a Juan Pablo II en su indiscutible liderazgo espiritual, religioso, moral o intelectual. Quiero referirme al Papa como Jefe del Estado Vaticano. En estos veintisiete años de su Pontificado no ha habido personalidad política de talla mundial que no se haya entrevistado con el Romano Pontífice. El Estado Vaticano, minúsculo territorialmente hablando, pero presente en todo el planeta está perfectamente estructurado, como un modelo de organización funcional y jerárquica sorprendente. El Gobierno Universal de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana es complejo, sólido y con una experiencia de dos mil años de existencia, con todas sus luces y sombras. A la cabeza de este Gobierno Universal, el Papa. En él se concentran todos los poderes ejecutivos, legislativos y jurisdiccionales. No es un gobierno democrático, ni sus decisiones se someten a referéndum. Tampoco es un gobierno despótico ni arbitrario, pues la finalidad y sentido de todas las actuaciones del Vicario de Cristo en la tierra son el amor, el respeto y la dignidad de todos los hombres.

¿Por qué la muerte, elección y sucesión de un Jefe de Estado tan pequeño como es el Estado Vaticano pone en vilo a todo el mundo que, generalmente, permanece indiferente ante la muerte de otros Jefes de Estado? Porque es el Papa. Porque sus decisiones no sólo influyen en las conciencias y comportamiento de los católicos, sino, sobre todo, porque es evidente su influencia y repercusión política y social. ¿Qué pasará con la muerte de Juan Pablo II, quién gobernará la Iglesia mientras se elige al nuevo Papa, quiénes y cómo lo elegirán? Lo cierto es que la historia de la Iglesia se seguirá escribiendo y quien lo suceda continuará la misión de servicio a toda la humanidad.

La Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, del 22 de febrero de 1996, de Juan Pablo II, y que hasta el momento no se había aplicado dada su novedad, recoge la experiencia de muchos siglos. La Sede Vacante que acaba de comenzar, la elección y aceptación del nuevo Pontífice, es un periodo en el que “no se innovará nada”. El gobierno queda confiado al Colegio de los Cardenales sin ninguna potestad sobre cuestiones reservadas exclusivamente al Papa en vida. Los Cardenales que no hayan cumplido 80 años se reúnen en cónclave para elegir al Sucesor; se convoca 15 ó 20 días después de la vacante. Se celebra en la Capilla Sixtina, con la necesaria reserva y discreción. Hay una novedad: los Cardenales se alojan en una residencia situada en el Vaticano llamada Domus Sanctae Marthae, inaugurada en 1996.

La elección se hace por escrutinio, con una votación individual y secreta de los Cardenales electores, contando con dos tercios de los votos. En el momento en que es elegido se le pregunta si acepta ser el Papa y con qué nombre quiere ser llamado y, desde ese momento, adquiere la plena y suprema potestad en la Iglesia Universal; se anuncia su nombramiento en el balcón de la Basílica Vaticana “…habemus Papam” y el Romano Pontífice imparte la bendición “Urbi et Orbi”.

 Publicado en el Diario Heraldo de Aragón, Lunes 4 de abril de 2005 

Páginas: Ant. 1 2 3 ... 48 49 50 51 52 53 54 55 56 Sig.