Entradas de la categoría ‘General’

¿Cómo cobrar deudas a morosos mediante el proceso monitorio?

lunes, 18 septiembre 2006

El procedimiento monitorio es un proceso que está legislado en España desde la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000 de 7 de Enero y en el que se puede instar el cumplimiento judicial de una deuda económica mediante un trámite carente de las habituales formalidades legales. Es por esto que puede ser instruido en forma sencilla.

¿Qué es un proceso verbal?

Es un procedimiento judicial sencillo que puede llevar a cabo cualquier persona sin conocimientos jurídicos (en principio no requiere abogado ni procurador). Se usa para reclamar cantidades de hasta 900 euros siempre que la deuda pueda ser acreditada mediante documentos.

¿Qué es un proceso monitorio?

Es un procedimiento judicial sencillo que puede llevar a cabo cualquier persona sin conocimientos jurídicos (en principio no requiere ni abogado ni procurador). Se usa para reclamar cantidades de hasta 30.000 euros siempre que la deuda pueda ser acreditada mediante documentos.

¿Qué finalidad tienen estos procesos?

Su finalidad es favorecer medidas contra la morosidad en operaciones comerciales y evitar juicios innecesarios.

¿Quién puede acudir a este tipo de procesos?

Quien pretenda el pago de una deuda dineraria, vencida y exigible, de cantidad determinada y que no exceda de 900 euros, en el caso del proceso verbal, o de 30.000 euros en el caso del proceso monitorio, acreditando documentos que prueben la deuda.

¿A quién le puede ser útil este procedimiento?

Puede ser especialmente útil para pequeños y medianos empresarios o profesionales que necesiten disponer de un mecanismo rápido y sencillo para el cobro de sus créditos o deudas. Asimismo, resulta muy práctico para el cobro a los propietarios morosos de sus deudas con la Comunidad de Propietarios.

¿Cuál es el coste de un proceso monitorio?

En juicios verbales y para petición inicial de los procesos monitorios en que no haya oposición, no se requiere abogado ni procurador con lo cual y, dependiendo del desarrollo del proceso, esta primera fase no tiene coste. Ahora bien, en el caso de que el deudor formule oposición, este escrito deberá estar firmado por abogado y procurador con los costes que conlleva para las partes.

¿Cómo se inicia el proceso monitorio?

Mediante una petición dirigida al Juez de Primera Instancia del domicilio del deudor, en la que se expresarán la identidad del deudor, el domicilio o domicilios del acreedor y del deudor o el lugar en que residieran o pudieran ser hallados y el origen y cuantía de la deuda, acompañada de los documentos probatorios. En el caso de comunidades de propietarios se puede hacer ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del demandado o también en el lugar donde se encuentra situada la finca.

¿Qué documentos se consideran válidos para iniciar la petición?

  1. Documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal física o electrónica, proveniente del deudor.
  2. Facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aún unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor.
  3. Cuando, junto al documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.
  4. Cuando la deuda se acredite mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

¿Qué ocurre si la cantidad que me adeudan es superior a 30.000 euros?

En ese caso deberá acudir al juicio ordinario con los consiguientes costes que conlleva.

NOTA ACTUALIZADA:  Ley 13/2009, de 3 de noviembre, de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina judicial:

http://www.boe.es/boe/dias/2009/11/04/pdfs/BOE-A-2009-17493.pdf)

*Respecto al proceso monitorio, se eleva su cuantía de 30.000 a 150.000 euros. Se persigue dar más cobertura a un proceso que se ha mostrado rápido y eficaz para el cobro de deudas dinerarias vencidas, exigibles y documentadas. La sencillez del procedimiento y su utilidad como forma de protección del crédito ha provocado una utilización masiva del mismo que, por sí sola, justifica ampliar su ámbito de aplicación; es el proceso más utilizado para la reclamación de cantidades. Por otro lado, se ha mostrado como una vía para evitar juicios  declarativos  contradictorios,  con  la  consiguiente  descarga  de  trabajo  para  los órganos jurisdiccionales; más del cincuenta por ciento de los procesos monitorios evita el consiguiente declarativo, al finalizar el procedimiento bien mediante el pago voluntario por el deudor, bien por ejecución del título base de la petición inicial.
*La decisión de aumentar la cuantía de los créditos exigibles mediante el monitorio, continúa la estela de prudencia iniciada por el legislador de la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000, de 7 de enero, en el sentido de que no se suprime el límite cuantitativo para las pretensiones que se hacen valer por este procedimiento, aunque no se desconoce que ésta es la línea seguida a nivel europeo, como ocurre con el proceso monitorio europeo, regulado por el Reglamento (CE) nº 1896/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, por el que se establece un proceso monitorio europeo.  Además, en línea con la admisión de la demanda, se atribuye al Secretario judicial la competencia para admitir el escrito inicial del procedimiento, del que deberá dar cuenta al Juez cuando estime que no concurren los requisitos para su admisión. Al mismo tiempo, se propone dar uniformidad a las formas de terminación de este procedimiento, dado que el proceso monitorio constituye un proceso declarativo especial que se transforma en un procedimiento  distinto,  en  la  medida  en  que  su  naturaleza  jurídica  cambia,  cuando  el deudor requerido no paga, ya sea formulando o no oposición.

Consejos para acertar en la elección de un buen abogado.

domingo, 25 junio 2006

Con esta guía pretendemos orientarle acerca de cómo debe comportarse en la relación con su abogado para que ésta sea más productiva y eficiente. No debe olvidar que la mayoría de los abogados desean ayudarlo correctamente y le cobrarán por su trabajo, pero ellos no podrán ayudarlo si usted no quiere ser ayudado.

¿Cuándo buscar a un abogado?

Antes de realizar cualquier actuación jurídica o negocio importante (por ejemplo: antes de firmar un contrato).

¿Cómo encontrar el abogado adecuado?

  • Pregunte a sus amistades, seguro que alguna de ellas ha necesitado en alguna ocasión de algún abogado.
  • Busque en las guías impresas de su ciudad de compañías telefónicas o análogas.
  • Busque referencias de abogados en Internet. Visite webs de abogados. En ellas encontrará la información profesional que necesita: currículum, publicaciones, experiencia, especialidades, etc.
  • Más que un abogado busque una persona: valore cualidades como el sentido común, la discreción, profesionalidad, seriedad, etc.

Recomendaciones a la hora de ir a la consulta.

  • Concierte con el abogado de forma clara el tiempo y precio de la consulta.
  • Reúna y organice todos los documentos que tenga y crea que puedan estar relacionados con el tema que quiera tratar. Llévelos el día de la consulta para que el abogado pueda estudiarlos.
  • Resulta efectivo confeccionar un breve escrito, a modo de resumen cronológico, sobre su caso para que ayude a ubicar al abogado. Puede incorporar al mismo nombres, direcciones y teléfonos relacionados.
  • Sea puntual. El abogado es un profesional y como tal tiene una agenda planificada. Si llega diez minutos tarde probablemente tenga diez minutos menos para hablar de su caso.

Durante las entrevistas.

  • Ante todo, sea sincero y honesto con su abogado. Engañarle a el es engañarse a si mismo.
  • Exponga su consulta de forma clara, concisa y concreta. Especifique el tema de su consulta desde el principio. Tenga en cuenta que estas consultas suelen estar limitadas en tiempo.
  • No omita datos porque crea que no tienen relevancia o porque crea que pueden ser perjudiciales para su caso. Muchas causas no llegan a buen puerto por este motivo.
  • No omita datos por miedo a que se hagan públicos. Recuerde que la relación abogado-cliente se ampara en un código ético profesional que preserva el secreto profesional.
  • Deje que su abogado ejerza su profesión. El es el que mejor sabe interpretar la Ley y aplicarla a su caso.  Déjese asesorar. No se deje influenciar por lo que le hayan contado sus amigos en casos similares o lo que haya visto en películas.
  • No se vaya con dudas de la entrevista. Pregunte e insista sobre lo que no tenga claro: procedimientos, estrategias a seguir, estimación del tiempo y costes del proceso, posibles consecuencias futuras, etc.
  • Si comienza un proceso, solicite una hoja de encargo o presupuesto.

Después de las entrevistas.

  • Una vez esté solo, analice la estrategia y las opciones que el abogado le ha planteado. Repase mentalmente todo lo hablado en la entrevista y cuestiónese si todas sus dudas han sido resueltas. Si no es así, no dude en consultarle nuevamente.
  • Valore convenientemente si el abogado le ha planteado no sólo las facilidades sino también todas las dificultades que conlleva el desarrollo de su caso.
  • ¿Puede asumir los costes del proceso? Estudie la hoja de encargo o presupuesto que el abogado le haya preparado y piense si realmente puede asumir los costes que posiblemente conlleve el proceso y si merecen la pena. Recuerde que en cualquier causa uno sabe cuándo empieza pero no cuándo acaba.
  • Si está de acuerdo con la estrategia a seguir siga estrictamente las recomendaciones que le haya hecho el abogado.
  • Hay recomendaciones que se salen del ámbito jurídico como pueden ser: consejos sobre cómo vestir ante la celebración de un juicio, hablar o no hablar de ciertos temas y con ciertas personas o la forma de contestar a las preguntas planteadas en el juicio. Recuerde que su abogado no pretende limitarle en ningún momento sino salvaguardar sus intereses y protegerle en lo referente a su causa.

Cuando se ha iniciado el proceso judicial o extrajudicial.

Usted debe ser parte activa durante el proceso. El abogado deberá informarle de las novedades y notificaciones que vayan surgiendo. Si no es así, llámelo y pregúntele. Si considera que la información que tiene es insuficiente, tenga constancia del juzgado donde se tramita la causa y del número de procedimiento si es posible y solicite información directamente sobre su expediente.

Cuando finaliza el proceso judicial o extrajudicial

  • El abogado le facilitará copia de la sentencia. Si no es así, pídala.
  • Si pierde el pleito y es condenado en costas estará obligado a abonar la factura del abogado de la parte contraria, además del coste de su abogado.
  • Si gana el pleito y la parte contraria es condenada en costas le deberán abonar los costes de su abogado.
  • Si se plantea una apelación solicite un nuevo presupuesto y el criterio del abogado sobre las posibilidades que tiene.

¿Cómo puedo saber si me han cobrado lo correcto?

Los Colegios de Abogados establecen unos criterios orientativos de honorarios para abogados en lo relacionado con las actuaciones judiciales y extrajudiciales. En el caso que crea que el abogado ha incumplido sus obligaciones profesionales o le ha cobrado una cantidad desproporcionada por sus servicios, puede recurrir al Colegio de Abogados de la ciudad donde tenga el despacho para que le revisen la minuta.

¿Puedo cambiar de abogado si una causa ya ha comenzado?

Sí. Usted tiene la libertad de elección del letrado que lo va a representar y a cambiarlo en cualquier momento, sin necesidad de una explicación ni notificación al letrado anterior. Pero sí es conveniente que su renuncia conste por escrito dirigido al Abogado sustituido.

NOTA: Un artículo relacionado con este tema puede leerlo en este mismo blog en “Sentido, ética y  profesionalidad del Abogado de Familia”

Claves para la creación de una Asociación.

miércoles, 15 febrero 2006

El derecho de Asociación es un derecho fundamental recogido en el artículo 22 de la Constitución Española. Las Asociaciones en España se regulan mediante la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de Marzo, reguladora del derecho de Asociación. Aunque os obvio, las personas que decidan crear una Asociación tienen que tener claro qué pretenden conseguir, los medios que van a necesitar (tanto humanos como económicos), las actividades que pretenden desarrollar, el tiempo que pueden dedicarle, los requisitos para ser miembros de la Asociación, su duración, etc.

¿Quién puede constituir una Asociación?

Personas físicas o jurídicas que tengan capacidad de obrar y que no estén sujetas a ninguna condición legal para el ejercicio del derecho; también las personas mayores de 14 años, con el consentimiento acreditado de sus padres.

¿Cuántas personas hacen falta para crearla?

Una Asociación debe contar con, al menos, tres personas físicas o jurídicas legalmente constituidas.

¿Qué pasos tengo que seguir para la creación?

  • Celebración de una Asamblea Constitutiva en la que se nombrará la Junta Gestora.
  • Elaboración del Acta Fundacional o de Constitución que se presentará por triplicado y con firmas originales de todos los socios fundadores en los tres ejemplares. Deberá contener lo siguiente:
    • El nombre y apellidos de los promotores de la Asociación si son personas físicas, la denominación o razón social si son personas jurídicas, y, en ambos casos, la nacionalidad y el domicilio.
    • La voluntad de los promotores de constituir una asociación, los pactos que, en su caso, hubiesen establecido y la denominación de ésta.
    • Los Estatutos.
    • Lugar y fecha de otorgamiento del acta, y firma de los promotores, o de sus representantes en el caso de personas jurídicas.
    • La designación de los integrantes de los órganos provisionales de gobierno.
    • Al acta fundacional habrá de acompañar, para el caso de personas jurídicas, una certificación del acuerdo válidamente adoptado por el órgano competente, en el que aparezca la voluntad de constituir la asociación y formar parte de ella y la designación de la persona física que la representará  y, en el caso de las personas físicas, la acreditación de su identidad. Cuando los otorgantes del acta actúen a través de representante, se acompañará a la misma la acreditación de su identidad.
  • Redacción de los Estatutos firmados en todas sus hojas por todos los socios fundadores o sus representantes (deberán constar por triplicado y con firmas originales en los tres ejemplares). Deberán contener los siguientes datos:
    • La denominación.
    • El domicilio, así como el ámbito territorial en que haya de realizar principalmente sus actividades.
    • La duración, cuando la asociación no se constituya por tiempo indefinido.
    • Los fines y actividades de la asociación, descritos de forma precisa.
    • Los requisitos y modalidades de admisión y baja, sanción y separación de los asociados y, en su caso, las clases de éstos. Podrán incluir también las consecuencias del impago de las cuotas por parte de los asociados.
    • Los derechos y obligaciones de los asociados y, en su caso, de cada una de sus distintas modalidades.
    • Los criterios que garanticen el funcionamiento democrático de la asociación.
    • Los órganos de gobierno y representación, su composición, reglas y procedimientos para la elección y sustitución de sus miembros, sus atribuciones, duración de los cargos, causas de su cese, la forma de deliberar, adoptar y ejecutar sus acuerdos y las personas o cargos con facultad para certificarlos y requisitos para que los citados órganos queden válidamente constituidos, así como la cantidad de asociados necesaria para poder convocar sesiones de los órganos de gobierno o de proponer asuntos en el orden del día.
    • El régimen de administración, contabilidad y documentación, así como la fecha de cierre del ejercicio asociativo.
    • El patrimonio inicial y los recursos económicos de los que se podrá hacer uso.
    • Causas de disolución y destino del patrimonio en tal supuesto, que no podrá desvirtuar el carácter no lucrativo de la entidad.

    Los Estatutos también podrán contener cualesquiera otras disposiciones y condiciones lícitas que los promotores consideren convenientes, siempre que no se opongan a las leyes ni contradigan los principios configuradores de la asociación.

  • Decidir por quien estará compuesta la Junta Directiva provisional de la entidad aportando los siguientes datos: nombre, dos apellidos, domicilio, D.N.I. y cargo que ocuparán sus miembros.
  • Presentar toda la documentación en el Registro Nacional de Asociaciones o en el organismo regional correspondiente (según Comunidades: Delegación de Gobierno o Justicia de la Comunidad Autónoma). Tendremos que abonar la tasa que establezca la Ley.
  • Una vez contestada la solicitud, que llegará en 1 ó 2 meses, se convocará una Asamblea Extraordinaria para nombrar la Junta Directiva y tomar otros acuerdos necesarios
  • Ir a Delegación de Hacienda para solicitar un C.I.F y legalizar libros de Actas, socios y contabilidad.

¿Hay que ir al Notario para la Constitución de la Asociación?

No hay necesidad, ya que los documentos necesarios para la creación son documentos privados.

¿Qué es la Asamblea General?

Es el órgano supremo de gobierno de la asociación, integrado por los asociados, que adopta sus acuerdos por el principio mayoritario o de democracia interna.

¿En cuántas ocasiones ha de reunirse la Asamblea General a lo largo del año?

Deberá reunirse, al menos, una vez al año.

¿Puede convocar un socio una Asamblea General extraordinaria?

No. La Asamblea General se convocará por el órgano de representación, con carácter extraordinario, cuando lo solicite un número de asociados no inferior al 10 por 100.

¿Cuántos días de anticipación hacen falta para poder convocar una Asamblea General?

La Asamblea General se constituirá válidamente, previa convocatoria efectuada quince días antes de la reunión.

¿Cuándo puede adoptar acuerdos la Asamblea General?

Los acuerdos de la Asamblea General se adoptarán por mayoría simple de las personas presentes o representadas, cuando los votos afirmativos superen a los negativos.

Se pueden crear Federaciones, Confederaciones o Uniones?

Sí. Previo cumplimiento de los requisitos exigidos para la constitución de asociaciones, con el acuerdo expreso de sus órganos competentes.

¿Responde un socio con su capital personal ante las deudas de la Asociación?

Los asociados no responden personalmente de las deudas de la asociación.

 

Precauciones en la compra de su vehículo de segunda mano.

martes, 7 febrero 2006

La compra de un vehículo usado siempre resulta una ardua y compleja tarea si se desconoce el mundo del motor. A la dificultad de encontrar el vehículo que nos guste, deberemos añadir el estado en el que se pueda encontrar. El sentido común, la observación y la reflexión deben estar por encima de falsas apariencias y precipitaciones a la hora de efectuar la compra de un vehículo de ocasión. A continuación les planteamos algunas cuestiones que deben tener en cuenta antes de comprometerse con la compra de un vehículo usado.

¿Qué es un vehículo de segunda mano?

La respuesta parece obvia, pero conviene matizar algunas cuestiones. Se denominan vehículos de segunda mano los que llevan más de seis meses en circulación o han recorrido un mínimo de 6.000 kilómetros y se adquieren en un establecimiento autorizado. Si la compraventa se efectúa entre particulares, se considera de segunda mano desde el mismo momento que ha salido del concesionario. Esta distinción determinará al final los derechos y garantías que se aplicarán en la compra-venta de un coche de segunda mano.

Elegir el lugar de la compra

Debemos escoger el lugar de compra: establecimiento específico de compra-venta, concesionario o un particular. Para acotar y agilizar un poco la búsqueda, podemos recurrir a los anuncios de prensa en revistas, periódicos, webs especializadas o a medios especializados en la compraventa de vehículos entre particulares.

¿Cómo comprobar la veracidad de los datos administrativos del vehículo?

Para cerciorarnos de la veracidad del propietario, así como otros datos administrativos del vehículo, podemos acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico más próxima y solicitar el Registro de Vehículos. En este certificado aparecen los datos oficiales del vehículo que se pueden comparar con los que ofrece el propietario: cargas pendientes, multas, reservas de dominio, embargos, dueños que ha tenido, fecha de la primera matriculación, etc. También nos aseguraremos de que sobre el vehículo no recaiga ninguna carga fiscal y que haya pasado la ITV de ese año.

Inspección y revisión del vehículo a comprar

Lo ideal sería contar con el asesoramiento de un experto en mecánica para que realizara la inspección visual así como la prueba del vehículo, pero si no podemos contar con este asesoramiento directo, siempre podemos hablar con un taller de reparaciones de confianza para que se comprometan a hacer una revisión del vehículo por el que estamos interesados. Es habitual escuchar que el modelo que nos gusta ha sido propiedad de una señora mayor, que siempre lo guardaba en garaje, que apenas se usaba, etc. Nuestra recomendación es no atender esos consejos y proponernos analizar el vehículo en cualquiera de los casos, poniendo una especial atención en algunas partes del vehículo:

  • Parte externa.
    • Carrocería.- Revisar soldaduras en chapa. Observar si hay burbujas en la pintura, si con luz natural se divisan diferentes tonos, etc.
    • Gomas contorno ventanillas.
    • Desgaste de neumáticos.- Desgaste irregular de los neumáticos.
    • Puertas.- No deben cerrar duramente ni presentar desajustes. Observando las bisagras podemos deducir si han sido manipuladas. No olvidar la puerta del capó.
    • Tiradores y cierres.- Observar rallados en zona de puertas donde se usan llaves. Comprobar buen funcionamiento de tiradores y cierres.
    • Cristales y lunas.- Además de las posibles picaduras o roturas parciales del cristal de parabrisas también comprobaremos el estado de los cristales de los faros y su óptica.
    • Neumáticos.- El dibujo del neumático visto por fuera y por dentro y la fecha de fabricación que llevan impresa. Observar que en el mismo eje coincidan ruedas similares.
    • Amortiguadores.- Las suspensiones no deben de rebotar repetidamente cuando las forzamos.
    • Estado de los bajos del coche (pedir que lo suban a un elevador para visualizar). Si se observa que han sido pintados después de salir de fábrica quiere decir que ha sufrido algún golpe.
    • Transmisión.- Valorar holguras, ruidos o chirridos. Girar la dirección para comprobar holguras excesivas; esto denotará los defectos en rótulas de dirección.
  • Motor
    • Fugas de líquidos de motor, transmisión o circuito de refrigeración.- En la inspección de los bajos podremos observar estas pérdidas.
    • Abrir tapón líquido refrigerante (radiador). Si el líquido es marrón quiere decir que se ha descuidado su cambio.
    • Tubo de escape.- Si el tubo de escape despide humo de color blanco azulado y tiene un olor aceitoso, es que no se encuentra en muy buen estado y quema parte del aceite destinado a la lubricación.
    • Verificar nº chasis: Aunque se compre el vehículo en establecimientos autorizados no está de menos comprobar personalmente que el número de chasis coincide con el de la ficha técnica del vehículo y que no ha sido troquelado de forma irregular.
  • Habitáculo
    • Desgaste en moquetas y pedales.- Suelen darnos una idea del uso prolongado del vehículo.
    • Volante.- En la prueba del vehículo cuando estemos rodando a una cierta velocidad soltar cuidadosamente el volante y comprobar que el vehículo se mantiene recto o por el contrario se va hacia una lado lo cual quiere decir que está mal alineado.
    • Cuentakilómetros.- No hacer demasiado caso a los kilómetros que marque ya que pueden haber sido retocados.
    • Ventiladores de calefacción.- Es bueno probarlos y ponerlos a media velocidad. No deben de producir ruidos.

Pedir el libro del mantenimiento del vehículo para comprobar si lo revisa periódicamente un taller autorizado. Comprobar las revisiones que deberán ir selladas.

¿Qué legislación se aplica dependiendo si la compraventa se realiza a un particular o a un profesional?

Cuando el contrato de compraventa es entre dos personas físicas particulares, la Ley aplicable a dicho contrato es únicamente la voluntad de las partes y el Código Civil. En el caso de que el vendedor sea un profesional del sector, le sería de aplicación la legislación de defensa de los consumidores.

¿Qué documentación debe de entregar el vendedor al comprador a la hora de la compraventa?

El vendedor debe entregar la documentación del vehículo; permiso de circulación firmado al dorso y ficha técnica, constancia de la última revisión ITV pasada, contrato de compraventa del mismo, acreditación de estar al corriente del pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica; factura y recibo con la fecha de la transacción. La persona que es propietaria a 1 de enero, estará obligada a pagar la totalidad de este impuesto, aunque posteriormente haya transferido o vendido el vehículo. En la compra entre particulares un buen consejo es acudir a una Gestoría que se encargue de los trámites; no suelen cobrar demasiado y nos orientarán en todo el proceso.

¿Cómo se tramita la transferencia de titularidad del vehículo?

Si ha adquirido un vehículo matriculado en España y quien  se lo entregó ya notificó a la Jefatura la transmisión, deberá efectuar la transferencia en la Jefatura Provincial de Tráfico de su domicilio o en la que se matriculó el vehículo. También puede solicitar conjuntamente el cambio con el transmitente y presentar la documentación en la Jefatura de la provincia del domicilio del transmitente. Puede ver la documentación necesaria en la Web de la Dirección General de Tráfico.

Páginas: Ant. 1 2 3 ... 4 5 6 7 8 9 10 11 12