Consejos para acertar en la elección de un buen abogado.

domingo, 25 junio 2006 | Categoría: General - 25.988 lect.

Con esta guía pretendemos orientarle acerca de cómo debe comportarse en la relación con su abogado para que ésta sea más productiva y eficiente. No debe olvidar que la mayoría de los abogados desean ayudarlo correctamente y le cobrarán por su trabajo, pero ellos no podrán ayudarlo si usted no quiere ser ayudado.

¿Cuándo buscar a un abogado?

Antes de realizar cualquier actuación jurídica o negocio importante (por ejemplo: antes de firmar un contrato).

¿Cómo encontrar el abogado adecuado?

  • Pregunte a sus amistades, seguro que alguna de ellas ha necesitado en alguna ocasión de algún abogado.
  • Busque en las guías impresas de su ciudad de compañías telefónicas o análogas.
  • Busque referencias de abogados en Internet. Visite webs de abogados. En ellas encontrará la información profesional que necesita: currículum, publicaciones, experiencia, especialidades, etc.
  • Más que un abogado busque una persona: valore cualidades como el sentido común, la discreción, profesionalidad, seriedad, etc.

Recomendaciones a la hora de ir a la consulta.

  • Concierte con el abogado de forma clara el tiempo y precio de la consulta.
  • Reúna y organice todos los documentos que tenga y crea que puedan estar relacionados con el tema que quiera tratar. Llévelos el día de la consulta para que el abogado pueda estudiarlos.
  • Resulta efectivo confeccionar un breve escrito, a modo de resumen cronológico, sobre su caso para que ayude a ubicar al abogado. Puede incorporar al mismo nombres, direcciones y teléfonos relacionados.
  • Sea puntual. El abogado es un profesional y como tal tiene una agenda planificada. Si llega diez minutos tarde probablemente tenga diez minutos menos para hablar de su caso.

Durante las entrevistas.

  • Ante todo, sea sincero y honesto con su abogado. Engañarle a el es engañarse a si mismo.
  • Exponga su consulta de forma clara, concisa y concreta. Especifique el tema de su consulta desde el principio. Tenga en cuenta que estas consultas suelen estar limitadas en tiempo.
  • No omita datos porque crea que no tienen relevancia o porque crea que pueden ser perjudiciales para su caso. Muchas causas no llegan a buen puerto por este motivo.
  • No omita datos por miedo a que se hagan públicos. Recuerde que la relación abogado-cliente se ampara en un código ético profesional que preserva el secreto profesional.
  • Deje que su abogado ejerza su profesión. El es el que mejor sabe interpretar la Ley y aplicarla a su caso.  Déjese asesorar. No se deje influenciar por lo que le hayan contado sus amigos en casos similares o lo que haya visto en películas.
  • No se vaya con dudas de la entrevista. Pregunte e insista sobre lo que no tenga claro: procedimientos, estrategias a seguir, estimación del tiempo y costes del proceso, posibles consecuencias futuras, etc.
  • Si comienza un proceso, solicite una hoja de encargo o presupuesto.

Después de las entrevistas.

  • Una vez esté solo, analice la estrategia y las opciones que el abogado le ha planteado. Repase mentalmente todo lo hablado en la entrevista y cuestiónese si todas sus dudas han sido resueltas. Si no es así, no dude en consultarle nuevamente.
  • Valore convenientemente si el abogado le ha planteado no sólo las facilidades sino también todas las dificultades que conlleva el desarrollo de su caso.
  • ¿Puede asumir los costes del proceso? Estudie la hoja de encargo o presupuesto que el abogado le haya preparado y piense si realmente puede asumir los costes que posiblemente conlleve el proceso y si merecen la pena. Recuerde que en cualquier causa uno sabe cuándo empieza pero no cuándo acaba.
  • Si está de acuerdo con la estrategia a seguir siga estrictamente las recomendaciones que le haya hecho el abogado.
  • Hay recomendaciones que se salen del ámbito jurídico como pueden ser: consejos sobre cómo vestir ante la celebración de un juicio, hablar o no hablar de ciertos temas y con ciertas personas o la forma de contestar a las preguntas planteadas en el juicio. Recuerde que su abogado no pretende limitarle en ningún momento sino salvaguardar sus intereses y protegerle en lo referente a su causa.

Cuando se ha iniciado el proceso judicial o extrajudicial.

Usted debe ser parte activa durante el proceso. El abogado deberá informarle de las novedades y notificaciones que vayan surgiendo. Si no es así, llámelo y pregúntele. Si considera que la información que tiene es insuficiente, tenga constancia del juzgado donde se tramita la causa y del número de procedimiento si es posible y solicite información directamente sobre su expediente.

Cuando finaliza el proceso judicial o extrajudicial

  • El abogado le facilitará copia de la sentencia. Si no es así, pídala.
  • Si pierde el pleito y es condenado en costas estará obligado a abonar la factura del abogado de la parte contraria, además del coste de su abogado.
  • Si gana el pleito y la parte contraria es condenada en costas le deberán abonar los costes de su abogado.
  • Si se plantea una apelación solicite un nuevo presupuesto y el criterio del abogado sobre las posibilidades que tiene.

¿Cómo puedo saber si me han cobrado lo correcto?

Los Colegios de Abogados establecen unos criterios orientativos de honorarios para abogados en lo relacionado con las actuaciones judiciales y extrajudiciales. En el caso que crea que el abogado ha incumplido sus obligaciones profesionales o le ha cobrado una cantidad desproporcionada por sus servicios, puede recurrir al Colegio de Abogados de la ciudad donde tenga el despacho para que le revisen la minuta.

¿Puedo cambiar de abogado si una causa ya ha comenzado?

Sí. Usted tiene la libertad de elección del letrado que lo va a representar y a cambiarlo en cualquier momento, sin necesidad de una explicación ni notificación al letrado anterior. Pero sí es conveniente que su renuncia conste por escrito dirigido al Abogado sustituido.

NOTA: Un artículo relacionado con este tema puede leerlo en este mismo blog en “Sentido, ética y  profesionalidad del Abogado de Familia”

2 comentarios a “Consejos para acertar en la elección de un buen abogado.”

  1. En internet aparecen, en clave de humor, algunas indicaciones importantes que todos debemos conocer muy bien (tanto clientes como Abogados). Su autor no aparece señalado, pero se nota que sabe de lo que escribe. A continuación lo transcribo lieralmente y entrecomillado:

    “COSAS QUE TODOS PRECISAN CONOCER ACERCA DE SU ABOGADO:

    – Su Abogado duerme. Puede parecerle hasta mentira, pero su Abogado necesita dormir como cualquier otra persona. Sólo llame a su móvil o al teléfono de la casa en caso de real emergencia, de lo contrario, llame a su despacho.

    – Su Abogado come. Parece increíble, pero es verdad. Necesita alimentarse y tiene adecuado un horario para hacerlo.

    – Esta es quizás la más increíble: su Abogado puede tener familia, y de hecho generalmente la tiene. Por eso debe y desea dedicarle tiempo y disfrutar de ella.

    – Siendo el Abogado persona como cualquier otra, necesita descansar el fin de semana. El domingo a las 22 horas no es un horario adecuado para leerle un documento que recibió el martes anterior a las 15 horas.

    – Su Abogado, como cualquier ciudadano, necesita dinero. ¡Esa sí que no se la esperaba!. Por eso no vaya a la consulta pensando en no pagarle (¡A la tienda va uno sin dinero? Y al médico?).

    Si es gentileza de su Abogado no cobrarle, manifiéstele como cliente su gratitud, el abogado tiene además de necesidades gustos, regale un detalle.

    – Su Abogado no es vidente, ni brujo, ni mago, no consulta el Tarot, ni tiene la bola de cristal. Si eso es lo que Ud. esperaba de él lamentamos defraudar su expectativa. Contrate un Paranormal o un Detective.

    – En reuniones de amigos o fiestas de familia, su Abogado deja de ser “el Abogado” y reasume su condición de amigo o pariente. No le pida consejos, opiniones, etc. Él también tiene derecho a divertirse, desconectar del trabajo e ir a las fiestas sin miedo a que lo atropellen con preguntas, es incómodo e impropio que le consulten en una reunión social…

    – Un Abogado está especializado en unas materias concretas, no le pregunte cualquier cuestión que le venga a la cabeza acerca de su multa administrativa, de un robo penal, de una deuda dineraria civil, de una junta de propietarios, de la declaración fiscal de la renta, del despido laboral de un conocido…etc… El Abogado no lo sabe todo.

    – Pedir lo mismo varias veces NO hace que su Abogado trabaje más rápido.

    – Si el horario de trabajo es hasta las 19 horas, no significa que Ud pueda llamar a las 18:58. Pregúntele por teléfono ¿puede contestarme? Por favor un poco de prudencia y consideración -qué tal si está conduciendo, comiendo, copulando, durmiendo, etc…..EL ABOGADO ES HUMANO……

    – Cuando el Abogado explica algo no lo bombardee con miles de preguntas. Por favor, escuche primero y pregunte después.

    – El Abogado no inventó las frases “lo barato sale caro” ni “quien mal paga, paga el doble”. Pero está de acuerdo con ellas.

    – Finalmente, el Abogado es también un hijo de la madre naturaleza y no de aquél en quien está Usted pensando.

    Usted ha aprendido algunas cosas sobre el Abogado, compártalas con sus amigos, familiares y vecinos.

    SU ABOGADO, SE LO AGRADECERÁ”.