El aumento de divorcios después de las vacaciones

viernes, 6 agosto 2010 | Categoría: Divorcio, Familia, Matrimonio, Notas de prensa - 8.261 lect.

Pareciera un tópico afirmar que en España se incrementan los divorcios al terminar los períodos vacacionales del verano, la Semana Santa o las Navidades. Pero los Abogados de Familia sabemos que es así y las estadísticas de los Tribunales también lo corroboran. ¿Por qué sucede esto?

Resulta curioso que, justamente, cuando la convivencia familiar se intensifica, sobrevienen los problemas. Esto no debería suceder, porque las vacaciones son el mejor momento para compartir, descansar, dialogar, comunicarse, interrelacionarse, conocerse más y expresarse mejor esos afectos familiares. Obviamente, las rupturas surgen en aquellas parejas que ya arrastran desde antes problemas de comunicación y diálogo.

La comunicación en el matrimonio y en la familia es esencial e indispensable siempre. Muchas parejas se quejan de que durante el año, por el trabajo y los horarios, no es fácil compartir y comunicarse. Y justo, cuando en vacaciones pueden hacerlo, no lo hacen o no saben hacerlo. Todos entendemos que conformar un verdadero hogar no es tarea fácil, ni es cosa de un sólo miembro de la familia; es tarea de todos ayudar a conseguir una buena convivencia matrimonial y familiar.

Es en la familia donde se da el mayor grado de solidaridad y de afecto desinteresado y esa solidaridad y afecto deben demostrarse en todo momento, más aún durante las vacaciones, cuando todos los miembros de la familia deben descansar y ayudarse entre sí a descansar. Si cada uno piensa sólo en su propio descanso y en sus propios intereses y gustos y se olvida de que cada uno es responsable de que descansen todos por igual, vienen las fricciones o se aumentan las que ya existen. Es normal que las desaveniencias existan durante todo el año, puesto que las discusiones y los conflictos familiares son normales, incluso, hasta necesarios.

 Encontrar la raíz del problema, es encontrar la verdadera solución. La raíz del problema es la falta de diálogo y para dialogar se necesita confianza. Diálogo y confianza se retroalimentan: si no hay diálogo no hay confianza y viceversa. Y para dialogar no es necesario estar de acuerdo, sino saber comunicar las diferencias de opiniones, de gustos, de preferencias y de pareceres para respetarlas e intentar llegar a un arreglo. Un matrimonio que no lo hace durante todo el año,  difícilmente lo hará en las vacaciones. Pero lo puede conseguir, si se dan cuenta de cuál es el problema y cuál es la solución.

El problema no son las vacaciones, sino la falta de comunicación. La solución no es el divorcio sino recomponer el diálogo, la sinceridad y el afecto. Pero, si se deja pasar mucho tiempo sin identificar el problema ni ponerle solución, a veces, ya no hay arreglo. 

En el periódico “El Heraldo de Aragón” del pasado domingo 1 de agosto, se publicó un extenso artículo sobre este tema, en el que fue consultado el Despacho de Derecho de Familia Alzate Monroy & Asociados.

Si desea leer el articulo_publicado en el Heraldo de Aragón.

Por: Patricia Alzate Monroy, Abogada y Doctora en Derecho

5 comentarios a “El aumento de divorcios después de las vacaciones”

  1. La Comisión de Justicia del Congreso aprobó ayer, en el proyecto de Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles, un cambio legal que permitirá acumular en los procesos de separación, divorcio o nulidad la liquidación de los bienes en común, sin tener que recurrir a otro procedimiento independiente, con lo que se modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil yse permitirá a los cónyuges casados en un régimen distinto al de gananciales dividir sus bienes comunes.

    Esta reforma es positiva para los juzgados porque les evita la “multiplicidad” de procedimientos y para las parejas que se divorcian, ya que podrán resolver su situación patrimonial en un único procedimiento.

    Se resuelve así la situación creada tras la sentencia dictada el 16 de febrero por el Tribunal Constitucional que declaraba inconstitucional la Ley de Código Civil de Cataluña porque consideraba que excedía competencias e invadía las estatales en materia de legislación procesal. Esta normacatalana posibilitaba acumular a los citados procedimientos de divorcio, separación o nulidad matrimonial, en régimen distinto de gananciales, la liquidación de aquellos bienes compartidos.

    https://www.am-abogados.com/blog/un-unico-procedimiento-de-divorcio-y-de-division-de-bienes-comunes/4903/

  2. El actual ministro de justicia del nuevo gobierno español, Alberto Ruiz Gallardón, está estudiando la posibilidad de que los divorcios de mutuo acuerdo en los que no haya hijos o, si los hay, no sean hijos menores de edad, puedan oficiarse ante los notarios para que de esta manera se descongestionen los juzgados civiles de primera instancia. Por esta misma razón, también está contemplando la posibilidad de que los notarios puedan celebrar bodas civiles, para lo cual se pretende desarrollar una ley de mediación y de jurisdicción voluntaria.

    Los divorcios en los que haya hijos menores de edad se continuarán tramitando en los juzgados para que el fiscal intervenga en beneficio del interés del menor.

    En 2010, se divorciaron 102.690 parejas, entre ellas 44.432 no tenían hijos y 49.598 tenían hijos menores a su cargo. De éstas, 27.163 familias tenían un sólo hijo menor, 19.607 tenían dos, 2.828 más de dos hijos menores y 4.813 casos con hijos menores y mayores dependientes.

  3. Salvador A.M dice:

    Me casé por la via civil en USA y me volví a casar en México pero no me divorcié de la primera esposa ¿Es válido mi matrimonio actual?
    ¿Qué puedo hacer para que no me afecte esta situación legalmente?

Deja un comentario